domingo, 21 de mayo de 2017

6 señales de que estás con una amistad tóxica

Tener amigos es de las mejores adquisiciones que se pueden obtener en la vida: es alguien en quien confiar, que brinda compañía y además puede guiarte en situaciones complicadas. Lamentablemente, algunas veces esta relación se convierte en una afinidad tortuosa que termina por perjudicar a uno o ambos miembros.
Existen claras señales que evidencian que tu relación de amistad se está deteriorando y debes terminar. “Hay un estigma social sobre las amistades que terminan”, comentó la doctora Irene S. Levine, psicóloga y autora de Best Friends Forever, a la revista TIME.

“No existen guiones o reglas, para guiar a las personas que se encuentran en una pérdida de amistad”, señaló.

Es por ello que la experta reconoció algunas acciones y hábitos que demuestran que tu amistad necesita un “giro” o simplemente acabarse, las que exponemos a continuación.

1. No puede hacer nada sin ti

Si un amigo depende de ti y de tu ayuda, no es motivo de preocupación: así funciona la amistad; pero si no puede hacer nada sin ti, pasando a llevar tus actividades cotidianas, “están en un grave problema”, aseguró la experta.

No solo se trata de tu tiempo, sino que esa persona no puede crear su propia identidad en relación a las decisiones, y depende de ti para todo, entorpeciendo tu vida.

2. No tienes ganas de ver a tu amigo/a y cuando se va te alivas


“Las amistades son relaciones voluntarias”, afirmó la psicóloga de autoayuda Laura Sapadin. “Nadie te obliga a ser amigo de nadie en estos tiempos”, cuenta la experta asegurando que si evitas sus llamadas o no quieres salir con tu “partner”, deberías pensar en terminar.

3. Discuten por todo

Casi como una pareja de casados a punto de divorciarse, tú y tu amigo discuten por cualquier cosa. Tampoco se trata de pelear todo el día, pero sí es un elemento de preocupación que lo hagan.

Si discuten a menudo y no pueden ponerse de acuerdo, es hora de conversar o acabar con la relación.

4. Tu salud no anda bien

Casi como síntomas de una enfermedad, la mala amistad provoca malestares a niveles físicos y mentales. Según Levine, si comienzas a sentir dolores de cabeza o calambres estomacales, después de ver a tu amigo, la relación te está haciendo más mal que bien.

5. No puedes hablarle de sus defectos

Un buen amigo suele aconsejar al otro frente a sus defectos y debilidades. Si tu “partner” no puede reconocer sus problemas y contraataca destacando los tuyos, no es una buena relación.

“Un amigo suele tener la mente más abierta y está dispuesto a reconocer sus problemas”, contó Sapadin, y no se trata de ser “demasiado sensible” sino que de intentar crecer como persona.

6. Te traiciona

Contó un secreto sobre ti, te dejó mal en frente de otras personas, se involucró sentimentalmente con tu pareja: son motivos más que suficientes para terminar con la amistad.

“Cuando tu amigo traiciona ese vínculo, no debes ignorar esa corazonada que te dice que lo volverá a hacer. La confianza no es trivial, y cualquier traición es una señal para reevaluar la relación”, señaló la experta.

Fuente: Biobiochile

No hay comentarios:

Publicar un comentario