miércoles, 3 de junio de 2015

Cuatro hábitos que “envejecen” tu piel



El proceso de envejecimiento es menos evidente en la mujer por factores determinante: embarazo y lactancia, etapas que generan una sobrecarga al organismo, y para las cuales éste produce cambios hormonales y físicos, que también retardan la degeneración celular. Aunque, ¿esto se puede ver obstaculizado por algunos hábitos?
En un inicio el declive del organismo es poco perceptible, esto debido a que hay un mayor número de célula, o más capacidad, de la que necesita para funcionar”, así lo señala Rosa López, portavoz de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.

Enemigos que comparten tu día

Aunque, las arrugas empiezan aparecer a partir de los 30 años, es diez años antes que empiezan su formación, y suele acelerarse por hábitos que ocasiona un envejecimiento prematuro.

1. Múltitareas

Para Raymond Casciari, director médico del Hospital San José en Orange, California, el hábito de pensar y realizar diversas acciones a la vez lo único que ocasiona es una liberación excesiva de radicales libres, debido al estrés. Estas moléculas dañan las células, produciendo un deterioro más profundo.

2. Adiós a los maratones televisivos

Cuando te sientas frente al televisor durante 30 minutos tu cuerpo comienza a acumular más azúcar, lo que aumenta tus posibilidades de sobrepeso; lo que a la larga reduce 22 minutos tu esperanza de vida, de acuerdo a un estudio publicado en la British Journal of Sports Medical. Esto también se aplica si pasas muchas horas frente a tu escritorio.

3. Mal cuidado de tus ojos

La piel que se localiza en el contorno del ojo es más delgada, y susceptible, que la der resto de la cara; razón por lo que muestra los primeros rastros de edad. La mejor opción para su cuidado es una crema rica en antioxidantes, ácido hialurónico y vitamina C. Ya que éstos promueven la formación de colágeno y elastina, así lo indica el dermatólogo Susan Stuart.

4. Duermes con la cara en dirección a la almohada

Descansar boca abajo o con un lado de la cara recargada en la almohada acelera la formación de arrugas. Esto se debe a que el tejido conectivo y colágeno en la cara se debilita, lo que da menos firmeza a la piel, así lo describe el dermatólogo James C. Marotta.

Otro hábito que te puede hacer envejecer es mantener tu casa caliente. De acuerdo con el experto Marotta, el uso de termostatos puede ocasionar resequedad en tu piel, lo que ocasiona descamación y marcas en tu epidermis.

Fuente: salud180

No hay comentarios:

Publicar un comentario