sábado, 20 de mayo de 2017

7 pasos para reducir la flacidez del cuello

Es normal que con el paso del tiempo, la piel pierda la firmeza de la juventud, por lo que existen múltiples tratamientos que prometen recuperar la tonicidad y juventud de rostro y cuello, no obstante, los mejores son aquellos que no tienen efectos adversos.
De acuerdo con un estudio del Departamento de Dermatología de la Escuela Feinberg de Medicina de la Universidad Northwestern, en Chicago, los tratamientos que aprietan la piel causan incomodidades como edemas, por lo que mejor es reducir su uso.

¡Luce un rostro y cuello sin imperfecciones!

Por su parte, la doctora Fabiola Ruelas Monjardín, dermatóloga y asesora independiente de Ponds, destaca que uno de los errores que la mayoría de lasmujeres comete es enfocar los cuidados sólo en el rostro, por lo que se olvidan del cuello.

La especialista señala que la piel de barbilla y cuello es la más fina y delicada, por lo que el proceso de envejecimiento es más rápido, debido a la pérdida de colágeno y elastina.

Sin embargo, no es necesario que te sometas a tratamientos especializados y agresivos para lucir una piel tonificado, sino simplemente seguir estos pasos básicos en tu rutina de belleza.

1. Limpieza. Retira los restos de maquillaje para evitar que los poros se tapen y aparezcan las imperfecciones como granos y espinillas.


2. Exfolia. Elimina las impurezas de la piel y acelera la renovación celular con exfoliantes ligeros como la avena.

3. Aplica mascarillas. Utiliza ingredientes naturales como la manzana, plátano maduro, aguacate o ciruela para limpiar, nutrir o purificar la piel de barba y cuello.

4. Da un pequeño masaje. Te ayuda a reafirmar los músculos de la zona. Puedes utilizar un tratamiento con efecto lifting como el Pond’s Age Miracle® Firm & Lift Roll-On, que genera un efecto instantáneo de levantamiento y firmeza en la piel.

5. Humecta. Utiliza cremas hidratantes que tengan retinol o vitamina A, para estimular la producción de colágeno y recobrar la firmeza de la piel.

6. Cuídate durante el baño. Evita tallarte con zacate o estropajo, para no irritar la piel y prevenir la aparición de manchas debido a la fricción. Hazlo con agua tibia y utiliza espumas limpiadoras.

7. Usa protector solar. Aunque no te expongas directamente al sol, es importante que no te saltes este paso, ya que los rayos ultravioleta (UV) son los causantes del foto-envejecimiento.

Además, complementa tu rutina de belleza con una dieta balanceada rica en verduras o vegetales, beber por lo menos dos litros de agua al día, así como la práctica de alguna actividad física.

De esta manera lucirás siempre impecable, con una piel sedosa e hidratada, libre de arrugas e imperfecciones. Y tú, ¿cómo cuidas la piel de tu rostro y cuello?

No hay comentarios:

Publicar un comentario